Página principal


Estás en:

Otros temas de
esta sección:


Modelos de
planificación



Educación
física

___________


Registrarse


Correo

Actividades de adaptación

Sala de 2 años



Cuando comenzamos el ciclo escolar, necesitamos realizar algunas actividades específicas que ayuden a los pequeños a adaptarse a la nueva sala, la nueva seño y, a veces, los nuevos compañeros. El objetivo principal es que puedan sentirse contenidos y comiencen a establecer vínculos con sus pares y con la docente. Esto es especialmente importante en las edades más tempranas, y es por eso que hemos incluido esta sección, para que puedas ampliar tus ideas al planificar tu trabajo.



Algunas actividades:

- Es importante armar el cuadro de asistencia, ya que así comenzarán a reconocerse unos a otros y sabrán quién asistió al jardín y quién no.
Para esta edad haremos que se identifiquen con fotos, por lo cual pediremos a los papás que envíen una de su hijo, de una medida determinada, por ejemplo, una foto carnet.
Tomamos una cartulina o cartón grande y realizamos un dibujo de una salita ambientada como fondo, o bien del jardín (si nos resulta difícil hacer esto, simplemente dibujamos un cuadrado grande, le hacemos un techo y agregamos una bandera y el escudo o insignia o logotipo del jardín. Lo que se necesita es simbolizar el lugar). Dentro de este dibujo realizamos rectángulos de tamaño de foto que hayamos elegido, los cuales dejaremos en blanco (para colocar los nombres de los niños que asistieron), y les pegamos un trozo de velcro.
En la parte inferior de la cartulina, dibujamos a la izquierda una casita, o un edificio, y pegamos varios trozos de velcro (unos 6 o 7), uno al lado del otro . Esto nos indicará quiénes no fueron al jardín y se quedaron en su casa.

En cada comienzo de jornada, cada chico tomará su foto y la pegará en "el jardín", mientras que luego se charlará acerca de quiénes no fueron, y sus fotos se pegarán en la parte de la "casa".

- Les pedimos a los chicos una foto tomada durante las vacaciones, y así podrán ir mostrándola y contando cada uno qué hizo durante los días que no asistió al jardín. También podemos colocarlas todas boca abajo en el piso, armar una ronda sentados alrededor e ir descubriéndolas de a una. Se preguntará ¿quién es?, y así los chicos tendrán que ir diciendo el nombre del compañerito de la foto, quien se encargará después de contar a los demás en dónde estaba, qué estaba haciendo, etc.
En este tipo de tareas, es esencial el apoyo y diálogo que la docente pueda aportar como mediadora y facilitadora para que puedan expresarse y escucharse unos a otros.

- Siguiendo el tema anterior, dibujamos lo que más nos gustó hacer durante las vacaciones.

- Salimos a recorrer el jardín. Para esto ideamos algunas consignas simples, como averiguar el nombre de la señora que cocina el almuerzo o prepara la merienda; descubrir en dónde encontramos al portero/ señora que limpia, etc.; averiguar en dónde está el baño (ya deben ir conociéndolo), otras partes del jardín como la sala de informática, el patio, etc.
Vamos saludando a todo el personal del jardín y presentándoselo a los chicos. Esto hará que vayan perdiendo el miedo de encontrarse en este espacio y personas nuevas.

- Llevamos al jardín nuestro juguete preferido. Sentados en círculo, vamos por turno mostrándolo a los demás y contando cómo se llama, si dormimos con él, qué nos gusta hacer con él, etc.

- Realizamos entre todos un mural. Colocamos un papel grande, blanco o de color claro, en el piso (papel afiche, por ejemplo). Hacemos una fila para que los chicos se vayan habituando a respetar su turno y, por turnos, vamos estampando las palmas de las manos, pintadas previamente en témpera de distintos colores. Una vez terminado el mural, lo exponemos para adornar la sala u otra parte del jardín, y así poder apreciar cuán lindo nos quedó, porque lo hicimos entre todos.
Si ese día faltó algún chico, dejamos un espacio para que estampe sus manos cuando vuelva.

- Nos ponemos de acuerdo acerca de qué "se puede" (hablar, compartir, reírse, jugar) y qué "no se puede" en la sala (pelearse, sacar jueguetes a otro, pegar, etc.). Se puede también armar juntos una especie de "reglamento" con dibujos. (Por ejemplo, hacemos dos columnas, una con cara alegre y otra con cara triste; luego tomamos un dibujo de dos nenes peleando, y preguntamos a los chicos ¿qué están haciendo?, ¿está bien hacer eso?, etc., y luego lo pegamos en la columna de la cara triste; y así con otros dibujos como reírse, jugar, y otros.)

- La mascota de la sala. Confeccionamos un animalito o personaje que será la mascota de nuestro grupo (ya debe tener un nombre). La presentamos a todos y jugamos con ella. Después irá pasando por las casas de todos, llevando consigo un cuadernito en donde la familia anotará cómo compartieron el tiempo con ella.

- Podemos realizar juegos con sábanas. Tomamos algunas y de a grupitos vamos escondiendo cosas de la sala, y descubriéndolas después, preguntando ¿qué habrá acá abajo? a los demás.

- Son excelentes los juegos de expresión corporal: correr libremente por la sala o el patio, reptar, saltar, rodar, etc., y también utilizando distintos materiales como botellas, aros, cubos de goma espuma, pelotas de colores, y otros.



Envianos tu proyecto o actividad para agregar a esta sección