Página principal


Estás en:

Otros temas de
esta sección:


Modelos de
planificación



Educación
física

_____________


Registrarse


Correo

 

Carta de una mamá,
despedida de fin de año.
(por María Fernanda Perreta)


¡Gracias María Fernanda!

 

Buenos Aires, Noviembre 2007

Al Instituto Nuestra Señora del Buen y Perpetuo Socorro....

Definitivamente, éste fue un año INOLVIDABLE!!!!

Qué decisión difícil la de elegir la escuela de nuestros hijos. En ese momento los padres pensamos en todo, desde sus maestros de sala, los especiales, sus patios de recreo, sus instalaciones en general, en todo. En ese momento, los padres tomamos conciencia de que no debemos equivocarnos, ya que nuestros pequeños pasarán en el establecimiento muchas horas de sus días.

Cuando nos toca desprendernos de ellos, cuando debemos dejarlos en manos de sus maestras, muchos sentimientos vienen a nuestra mente. Nos consolamos pensando que ya nuestros padres han pasado por esto cuando nos dejaron a nosotros el primer día de clases en la escuela que ellos mismos habían elegido, también, con el mismo cuidado y atención con que nosotros lo hicimos ahora para nuestros hijos...

¿Que algo pueda ocurrirles? ¿Que puedan lastimarse? ¿Que puedan llorar? ¿Que puedan necesitarnos? Ésas y muchas otras preguntas son las que nos invaden al estar lejos de ellos durante las horas de clases.

Eso de tomar conciencia que nuestros hijos crecen, eso de convencernos que nuestros hijos son hijos de la vida. Eso de pensar que sólo con nosotros tendrán la contención necesaria, en el justo y preciso momento en el que ellos lo necesiten.... Eso de sentir que nunca nadie en el mundo puede reemplazarnos. Eso es lo que nos hace pensar mucho al momento de elegir una ESCUELA.

A partir de esta reflexión, es que puedo afirmar que este fue un INOLVIDABLE año.

Definitivamente, gracias a ustedes, gracias a su paciencia, gracias a su dedicación, gracias a su inmenso corazón, es que, llegando al final del año y con la tristeza de tener que despedirnos, no tengo más que palabras de agradecimiento.

Ustedes han formado parte de nuestra familia en las charlas, los comentarios, los progresos de mi hija.... Han formado parte importante de su crecimiento. Y eso no se olvida, ustedes siempre estarán presentes en nuestros corazones.

Con el orgullo de pertenecer a la comunidad del Perpetuo Socorro, con el orgullo de no haberme equivocado al elegir, y con el orgullo de reconocer la calidad humana de las personas que componen la institución, me despido ¡HASTA EL PROXIMO AÑO!

Maria Fernanda Perretta
(Mamá de Victoria Merino - Sala 3 años - Turno Tarde)

Envianos tu proyecto o actividad para agregar a esta sección